viernes, 14 de agosto de 2015

Nueva reseña!

Entre la universidad y mi vida, se me hizo un poco dificl continuar dandole vida al blog, pero no deje de leer y tengo muchas reseñas para publicar, por lo que comenzaré con la de Juego de Tronos (la más reciente).


Ficha Técnica:

Título: Juego de tronos.
Autor: George R. R. Martin.
Subgénero: Fantasía heroica.
Editorial: Gigamesh.
Año: 1996.
Pág: 778.
Saga: Canción de Hielo y Fuego.

Sinopsis

En el legendario mundo de los Siete Reinos, donde el verano puede durar décadas y el invierno toda una vida, y donde rastros de una magia inmemorial surgen en los rincones más sombríos, la tierra del norte, Invernalia, está resguardada por un colosal muro de hielo que detiene a fuerzas oscuras y sobrenaturales. En este majestuoso escenario, lord Stark y su familia se encuentran en el centro de un conflicto que desatará todas las pasiones: la traición y la lealtad, la compasión y la sed de venganza, el amor y el poder, la lujuria y el incesto, todo ello para ganar la más mortal de las batallas: el trono de hierro, una poderosa trampa que atrapará a los personajes...y al lector.

Mi opinión

Comenzaré diciendo: ¡WOW! Hace tiempo no leía un libro tan genial, de esta calidad. ¿Qué puedo decir? George R. R. Martin no solo escribe bien, sino que tiene el talento de atraparte.
Hoy en día pareciera que cualquiera saca un libro (aunque no sea precisamente así), y llevaba tiempo intentando dar con uno que no solo fuera un par de palabras bien conjugadas y una portada bonita. Lo encontré.
Para mí, que vi primero la serie y luego leí el libro (como tantos otros, supongo), puedo asegurar que la primer temporada es fiel a este primer libro. Justamente, desconocía el libro por completo antes de que se convirtiera en serie televisiva y un amigo me volvió loca hablándome de ella, así que decidí que podía darle una oportunidad. Con el tiempo me fije en que, ciertamente, había estado viviendo en una burbuja, ya que todo el mundo estaba hablando de Juego de Tronos, no solo mi amigo.
En cuanto vi los primeros capítulos de la serie, comprendí que estaba ante algo grande, no algo simple y tradicional, y comencé a plantearme la idea de leer el libro.
Cuando Juego de Tronos por fin llegó a mis manos, empecé a leerlo de inmediato y no tardé en sumergirme en el por completo.
Martin crea un mundo nuevo, ambientado en la edad media, en el que familias de gran poder y prestigio se pelearan hasta la muerte por el trono de hierro.
Algo particular de esta novela, es que la trama no se centra solo en un personaje, sino que cada capítulo está escrito en tercera persona desde el punto de vista de uno diferente. Es así, que la cantidad de personajes es increíble e incluso se vuelve difícil recordar todos los nombres y algunos detalles.
Algo que llamó mi atención, es que las edades de varios de los personajes son exageradamente jóvenes. En el libro quien tiene catorce años, en la serie tiene treinta. Por supuesto, creo que no podría imaginarlos siendo tan pequeños como lo son en la novela, ya que las cosas que les ocurren no son propias (hoy por hoy) de alguien de tan poca edad.
Esta saga ha sido comparada muchisisisimas veces con El Señor de los Anillos, trilogía que no he leído y que muero por leer.
Algo que destaco, es que los héroes pueden tener actitudes de villanos y de pronto los villanos pueden cometer actos heroicos. Es decir, es muy pegado de la vida real, ya que nadie en este mundo es perfecto y por más buena que sea una persona, no siempre puede hacer lo correcto y sus decisiones no siempre son las acertadas. De hecho, en el libro, uno de los personajes hace mención a que es tentador ver a todos nuestros enemigos como “los malos”, cuando en realidad hay maldad y bondad en ambos bandos. Martin, dijo que le parecía importante centrarse en que la maldad no viene de una sombra o un fantasma- haciendo referencia a otras novelas- sino que viene de la humanidad misma; de hecho los malvados siempre son seres humanos comunes y corrientes, no seres sobrenaturales.
Esta historia está llena de traiciones, mentiras y honor. También tiene aspectos fantásticos, como dragones y muertos vivientes (lejos de ser típicos zombis).
Al final del libro hay un apéndice con la historia de cada casa y sus integrantes, lo que resulta de gran ayuda debido a la cantidad de personajes.
¡Podría decir taaaantas cosas acerca de este libro! Pero que ya ha quedado más que claro que lo recomiendo completamente. No hay posibilidades de que duden al momento de comprarlo; es una de las pocas novelas que merece cada moneda que cuesta.

¿De qué trata?

La historia se centra en varias familias dispersas en distintos lugares del mundo, pero todas tienen algo en común que los enlaza a lo largo de la historia: El Trono de Hierro.
Robert Baratheon, el actual rey de los siete reinos, viaja a Invernalia para pedirle a su viejo amigo Ned Stark, que sea la Mano del rey, quien prácticamente gobierna mientras el rey hace de las suyas. Este puesto le había pertenecido a Jon Arryn, quien había sido para ambos como un padre y quien muere envenado tras descubrir un gran secreto que podría alterar la vida del rey. Ned desearía poder negarse, pero no puede y viaja a Desembarco del Rey con sus dos hijas, dejando así en Invernalia a Cat- su mujer- y a tres de sus hijos. Su único hijo bastardo se marcha hacia el Muro, para unirse a la Guardia de la Noche (algo así como un ejército de reclutados que defiende los siete reinos de los salvajes). A partir de ese momento se desencadenan una serie de sucesos que pondrán la vida de todos los personajes patas para arriba.
Estos personajes difieren por completo entre sí. Si de Ned dependiera, se mantendría lejos de los conflictos y continuaría dedicándose a la vida tranquila en Invernalia junto a su familia, pero su sentido del honor se lo impide. 
Sansa es la esperada hija entre dos grandes familias (Stark y Tully), muy educada y toda una dama, quien sueña con casarse con Joffrey Baratheon, hijo del rey; al contrario que su hermana Arya, quien prefiere tener una espada entre manos que coser y llevar vestido. De los 4 hijos varones de Ned solo podemos ver el punto de vista de dos: Jon el hijo bastardo, quien no tiene derecho a poseer el apellido de su padre ni heredar ningún título y Bran, un niño al que le encanta trepar y muere por ser un caballero de la guardia real.
 Por otra parte, se encuentra Catelyn Tully, esposa de Ned, quien hará de todo para defender a su familia.
Tyron Lannister y Daenerys Targaryen son los únicos que no forman parte de la familia Stark. El primero es un enano, hermano de la reina, quien demuestra a lo largo de la historia que un buen aspecto y un par de músculos no lo son todo; mientras que Darnerys es hija legitima del antiguo rey Targaryen; una dinastía que dejo de gobernar tras la usurpación de Robert Baratheon. Por lo que la joven vive en el destierro, lejos del que debía haber sido su hogar
Les contaría muchísimo más, ya que lo que escribí es realmente poco, pero no quiero dejar ningún spoiler y arruinarles la emoción de descubrirlos por ustedes mismos.
Lo importante a saber es que hay batallas, amores, desamores, traiciones, honor y tantísimas otras cosas que apasionan por completo. Una gran guerra se aproxima por el Trono, y grandes familias lucharan por demostrar quién es el legítimo rey.




Puntuación: 5/5
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario