domingo, 15 de noviembre de 2015

En Rumania, los presos reducen su condena escribiendo!

Extrañamente, desde hace tres años los presos en Rumania tienen la posibilidad de restar 30 días a su condena por libro escrito. El objetivo de algo tan fuera de común, es difundir estos libros mediante el Ministerio de Educación.



Por otra parte, la ausencia de computadoras y las limitadas bibliotecas apenas permiten a ciertos prisioneros reunir la suficiente información para desarrollar sus obras. Es por ello, que según diversas fuentes de investigación, ciertos prisioneros con medios y dinero contratan escritores fantasmas que recopilan la información para ellos o escriben libros de forma clandestina para devolverlos al prisionero como mercancía de contrabando.

La cuestión que ha planteado esta ley, es si realmente los prisioneros deberían poder acercarse cada vez más a la libertad a cambio de la escritura.


Reacciones:

2 comentarios:

  1. Qué interesante esa medida, la escritura es una forma sana de liberar tensiones, de encontrarse a sí mismo y de desarrollar la creatividad. El asunto es la certificación del autor verdadero.

    ResponderEliminar